Nuevo Hyundai i30 Fastback - Prestaciones

- El i30 Fastback está disponible con dos motorizaciones de gasolina, turboalimentadas y de baja cilindrada que le otorgan al mismo tiempo dinamismo y eficiencia.

Elección de motor

Ambas mecánicas incorporan, de serie, el sistema de parada y arranque automático (ISG - Idle Stop and Go) para mejorar su eficiencia. Los clientes pueden elegir entre el nuevo cuatro cilindros turbo 1.4 T-GDI con 140 CV (par: 242 Nm a 1.500 rpm; emisiones de CO2 combinado: 134 - 125 g/km*) o bien optar por el tres cilindros turbo 1.0 T-GDI con 120 CV (par: 171,1 Nm a 1.500 ∼ 4000 rpm; emisiones de CO2 combinado: 120 g/km*). Asociadas a los motores están disponibles una caja manual de seis velocidades (6TM) (no disponible temporalmente en motor 1.4 TGDI)o la eficiente y directa caja de cambios de doble embrague y siete velocidades (7DCT).

El 1.0 T-GDI – Dinamismo con tres cilindros

El motor 1.0 T-GDI, desarrollado en el Centro Técnico de Namyang (Corea del Sur) en colaboración con el Centro Técnico Europeo, ubicado en Alemania, entrega 120 CV y 171 Nm de par. Esto proporciona la combinación perfecta entre dinamismo y eficiencia, con unas emisiones combinadas de CO2 por debajo de los 120 g/km*.

El turbo, con una válvula de descarga controlada electrónicamente, mejora la eficiencia en el consume de combustible, reduce las pérdidas por bombeo y optimiza la respuesta del acelerador y el par a bajo régimen. Igualmente, la unidad de potencia cuenta con un inyector GDI de seis orificios que fuerza el combustible a una presión media superior a los 200 bares, asegurando una combustión limpia y mejorando el consumo y las emisiones.

Para contener al máximo el tamaño del motor, el colector de escape está integrado en la culata y, por lo tanto, se puede enfriar de manera eficiente utilizando el sistema de refrigeración por agua de la propia culata. Todos estos esfuerzos dan como resultado un calentamiento más rápido del catalizador y, en última instancia, un mejor consumo de combustible y reducción de emisiones en el uso real.

El motor 1.0 T-GDI se ofrece con cambio manual de seis velocidades (6TM).

1.4 T-GDI: Eficiente y divertido de conducir

El motor de gasolina de cuatro cilindros, turboalimentado y de 1.353 centímetros cúbicos, genera 140 CV de potencia y 242 Nm de par, con emisiones combinadas de CO2 por debajo de los 134-125 g/km*.

El propulsor incorpora un turbocompresor de geometría fija de alta presión, integrado en el colector de escape, que mejora la eficiencia. La reubicación y rediseño del turbo permiten optimizar la respuesta del acelerador, así como la entrega de par a bajas vueltas. El nuevo diseño inyecta gasolina directamente dentro del cilindro, mejorando los valores de combustión para una mayor eficiencia en el consumo y la entrega de potencia.

El nuevo motor turboalimentado de gasolina y cuatro cilindros 1.4 T-GDI se ofrece con un cambio manual de seis velocidades (6TM) o el 7DCT, que permite su uso completamente automático o cambiar manualmente.

Caja de cambios de doble embrague y siete velocidades

Por primera vez, en 2015, Hyundai Motor introdujo su cambio de doble embrague y siete velocidades, combinando así los beneficios de las cajas automáticas y manuales. El cambio 7DCT proporciona una mejora en el consumo de combustible, así como en los datos de emisión, superiores al 20% si se comparan con una caja automática convencional de seis velocidades, mientras que los datos de aceleración y rendimiento se incrementan en un 10%.

El cambio 7DCT cuenta con dos embragues secos y un actuador por cada uno de ellos. Cuando el coche está en movimiento siempre hay dos marchas engranadas, pero solo una desembragada. En el momento en el que se realiza el cambio de marcha, uno de los embragues se desacopla a la vez que se acopla el otro; de esta manera no hay interrupción en la transmisión de la potencia del motor, que es transferida de manera independiente, sin pérdida de par. Para optimizar la respuesta del cambio se emplea un actuador, de accionamiento eléctrico, mientras que los amortiguadores externos reducen el ruido y la vibración, haciendo que la conducción sea más suave.

En combinación con la transmisión de doble embrague y siete velocidades, el i30 Fastback ofrece tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport. En el modo deportivo hay un patrón de cambio diferente que apura más tiempo las marchas antes de cambiar, al mismo tiempo que la dirección se vuelve más deportiva y se adapta la respuesta del acelerador.

*Basado en el test de ciclo NEDC. Los valores de emisiones varían dependiendo del tamaño de los neumáticos y de la caja de cambios elegida.

Comportamiento y conducción

La gama i30 ha sido desarrollada y testada en Europa realizando pruebas de durabilidad y dinámicas en los entornos más exigentes del mundo, incluido el famoso circuito alemán de Nürburgring Nordschleife, para así garantizar que se cumplan las altas expectativas de los clientes europeos.

Los ingenieros de desarrollo han ajustado los reglajes del i30 Fastback; en comparación con el i30 de cinco puertas, han incrementado la rigidez de la suspensión un 15% y reducido la altura de la carrocería respecto al suelo en 5 mm. El ángulo de balanceo se ha reducido también, lo que hace disminuir el subviraje del i30 Fastback y da como resultado una conducción y maniobrabilidad más ágil y divertida.

El nuevo i30 Fastback proporciona una experiencia de conducción dinámica y completa con altos niveles de confort. A ello contribuye una suspensión trasera multibrazo, de serie en todas las versiones, y amortiguadores ajustados para un alto rendimiento.

Chasis fuerte y ligero

Hyundai Motor es la única compañía de automóviles que fabrica su propio acero para la producción de sus vehículos a nivel mundial. Esto supone un beneficio para el desarrollo de un chasis ligero y resistente para el i30 Fastback, lo que mejora sus cualidades dinámicas y aumenta la seguridad de los pasajeros.