Nueva Generación Hyundai i30: Conectado y servicial

- Las prestaciones de conectividad inteligente que exige la mayoría de los clientes convierten al i30 de Nueva Generación en una elección inteligente y gratificante.

Los clientes pueden elegir entre el sistema de audio premium de serie con una pantalla táctil LCD capacitiva de cinco pulgadas con cámara integrada y dinámica de visión trasera, conectividad Bluetooth y función My Music, y el sistema de navegación de nueva generación con una pantalla táctil capacitiva de ocho pulgadas. Para los conductores que desean conectar sus Smartphones con el sistema de navegación de ocho pulgadas, el i30 de Nueva Generación ofrece Apple CarPlay y Android Auto. Ambos sistemas permiten a los usuarios conectar sus dispositivos y controlar las funciones de música, teléfono o navegación en la pantalla. La perfecta conectividad hace posible que los conductores y ocupantes permanezcan conectados sin dejar de estar pendientes de la carretera. Con el fin de que los teléfonos de los ocupantes están siempre cargados, el i30 de Nueva Generación ofrece también una plataforma de carga inductiva inalámbrica (norma Qi) para teléfonos móviles y un puerto USB situado en la consola central.

El sistema de navegación se ofrece con una suscripción gratuita de siete años a los servicios LIVE. Los Servicios LIVE ofrecen información actualizada en tiempo real: tiempo, tráfico, radares de velocidad y búsquedas online de lugares de interés. El sistema de navegación dispone de mapas en 3D y se pueden visualizar fotografías si se conecta una memoria USB.

Play

Hyundai SmartSense: La mayor seguridad activa

La Nueva Generación i30 cuenta con las últimas prestaciones de seguridad activa que cumplen con las normas europeas de seguridad más exigentes: sistema autónomo de frenado de emergencia con aviso de colisión frontal, control de crucero inteligente, detección de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero, sistema de alerta por cambio involuntario de carril, función de información del límite de velocidad y asistencia para luz de carretera. Una novedad en la gama de Hyundai es el sistema de detección de fatiga de conductor (DAA), lo que aporta al i30 de Nueva Generación todos los elementos de seguridad activa disponibles para los vehículos de Hyundai Motor y lo convierte en el vehículo con el paquete de seguridad más avanzado.

Sistema autónomo de frenado de emergencia (AEB) con detección de peatones

El i30 está también equipado con un sistema de frenado autónomo de emergencia AEB, que incluye el sistema de aviso de colisión frontal (FCWS), un avanzado dispositivo de seguridad activa que alerta a los conductores ante situaciones de emergencia y frena de manera autónoma en caso necesario. Utilizando sensores de radar y cámara, el sistema AEB actúa en tres fases. Primero, alerta al conductor visual y acústicamente, controla el freno de acuerdo con la fase de peligro de colisión y aplica la fuerza de frenado máxima justo antes del momento de la colisión. Cuando se detecta un vehículo o un peatón delante del vehículo se activa el sistema, que funciona a una velocidad de 10 km/h.

Sistema de detección de fatiga del conductor (DAA)

Por primera vez en un vehículo de Hyundai Motor se incorpora el sistema de detección de fatiga, una prestación de protección del conductor que ayuda a supervisar los patrones de conducción para detectar síntomas de imprudencia o cansancio y evitar posibles accidentes. El sistema analiza diversas señales del vehículo: ángulo de dirección, par de dirección, posición del vehículo en el carril y tiempo de conducción. Además, el conductor puede ajustar una configuración seleccionable por el usuario de sensibilidad del sistema. Si el sistema detecta patrones de conducción distraída, se alertará al conductor con un sonido y un mensaje en el panel de instrumentos.

Control de crucero inteligente Avanzado (ASCC)

Mediante los sensores de radar delanteros, el ASCC mantiene una velocidad y una distancia con el vehículo que circula por delante y automáticamente acelera y frena. Si el tráfico se detiene, el sistema aplica el freno hasta que el automóvil se queda parado y acelera a la velocidad deseada tan pronto como el camino está despejado. Si el vehículo se detiene durante más de tres segundos, el conductor debe volver a activar el sistema mediante los mandos del volante o pulsando brevemente el pedal del acelerador. El sistema funciona de 0 a 180 km/h.

Detector de ángulo muerto (BSD)

Recurriendo una vez más a la tecnología de radar, el detector de ángulo muerto (BSD) con asistencia de cambio de carril supervisa los ángulos traseros y, si detecta la presencia de otro vehículo, muestra una advertencia visual en los retrovisores exteriores. Si el conductor activa los intermitentes, el sistema emitirá una señal acústica. El sistema también se activará en la situación de cambio de carril cuando se detecte otro vehículo.

Alerta de tráfico trasero (RCTA)

Utilizando los sensores BSD, el RCTA reduce el riesgo de colisión con vehículos que se aproximan al maniobrar marcha atrás en zonas estrechas y de escasa visibilidad. El RCTA emplea sensores para realizar un escaneado de 180º y advertir visual y acústicamente al conductor de la presencia de vehículos próximos

Sistema de mantenimiento en el carril (LKAS)

El LKAS alerta al conductor cuando se realizan movimientos peligrosos a más de 60 km/h mediante la detección de la posición del vehículo. El sistema LDWS emite una alarma antes de que el vehículo pise la línea blanca, gris o azul o las líneas en relieve del borde de la carretera, mientras que el sistema LKAS avisa al conductor acústica y visualmente antes de corregir la dirección para devolver el coche a una posición segura.

Función de información de límite de velocidad (SLIF)

La SLIF emplea los datos procedentes de la cámara frontal y del sistema de navegación para identificar señales de velocidad en la carretera y mostrar el límite de velocidad en tiempo real. Esta información aparece tanto en la pantalla del sistema de navegación como en la pantalla TFT del tablero de instrumentos.

Sistema activo de luces largas (HBA)

Cuando se cambia al modo automático por la noche, el sistema HBA detecta tanto los vehículos que se aproximan de frente como los vehículos en el mismo carril que circulan por delante y cambia a luz de cruce cuando procede, reduciendo el efecto de deslumbramiento en otros conductores. Cuando no detecte ningún vehículo, el sistema reactiva automáticamente la luz de carretera para maximizar el alcance de visión del conductor.

La mayor seguridad pasiva

Con un 53% de acero avanzado de alta resistencia, el i30 de Nueva Generación ofrece un incremento de la rigidez del 22% y una elevada absorción de energía de impacto, además de minimizar la deformación para proteger a los ocupantes en caso de colisión.

Gracias a un método mejorado de estampación en caliente, el refuerzo lateral exterior del i30 de Nueva Generación se fabrica como un solo componente. Antes tenía cinco componentes combinados. La tecnología completamente nueva reduce el peso en 4,1 kg y aumenta la rigidez y la absorción de energía de impacto.

En el interior del i30 de Nueva Generación se ha instalado un total de siete airbags, incluido uno para las rodillas del conductor. Además de los seis airbags estándar (dos delanteros, dos laterales y dos de cortina entre la primera y la segunda fila que protegen al conductor y los pasajeros), el airbag para las rodillas es una prestación de seguridad añadida para el conductor en caso de colisión frontal.

* El consumo de combustible y el CO2 varían dependiendo del tamaño del neumático y del tipo de transmisión. Valores basados en el Reglamento CE 715/2007 modificado en último lugar por 2015/45.

Contacto