El Desierto de los Niños 2016: ver y ser vistos

  • La duodécima edición del Desierto de los Niños retorna a Marruecos con una caravana cuya mayor novedad será el debut del galardonado Hyundai Tucson al frente de la misma.
  • Además, se desarrollarán varias acciones solidarias bajo el lema “ver y ser vistos”.

- La duodécima edición de la gran aventura infantil del Desierto de los Niños, que en 2016 vuelve a Marruecos en las fechas habituales de Semana Santa. Ocho días de viaje, anécdotas y vivencias.

Sobre todo, un montón de vivencias diferentes para los más pequeños de la casa: los niños. Porque El Desierto de los Niños se mantiene fiel a su filosofía original como viaje familiar pensado para que los pequeños de la casa conozcan un país y una cultura diferentes. Niños que, a la vez, interactúan con los chavales marroquíes en cada una de las paradas que el viaje hace en escuelas y asociaciones locales, ya que son los propios niños (españoles y marroquíes) los encargados de distribuir todo el material escolar y solidario que se transporta en el camión que acompaña al viaje. Un “trueque” en el que se intercambia el material por dibujos realizados por los niños del desierto.

La caravana 2016 del Desierto de los Niños estará compuesta por 52 vehículos, de los cuales 26 son de tipo SUV, lo que viene a corroborar el acierto que tuvo Hyundai en 2006 al proponer a los organizadores del viaje emplear vehículos de este tipo, cuando por aquel entonces nadie se había planteado que coches sin reductora capitaneasen una aventura de estas características.

Al frente de la caravana estará el actual Coche del Año en España, el Tucson, que debuta como portaestandarte de la imagen de los 4x4 del fabricante coreano en el desierto. Entre coches de organización, personal de Hyundai e invitados de la marca, un total de 11 Tucson viajarán a Marruecos. Estarán equipados con un cubre cárter de duraluminio, para prevenir golpes en los bajos en las zonas más pedregosas, y con neumáticos de tipo mixto del fabricante coreano Kumho, una monta más resistente que la original de carretera, y muy indicada para las diferentes zonas de baja adherencia a las que se van a enfrentar vehículos y conductores durante los trayectos por el desierto, donde se alternan pistas en buen estado, caminos pedregosos, zonas de fesh-fesh y arena.

Además del Tucson, también estarán presentes en el viaje los otros dos 4x4 de la marca, el Santa Fe y el Grand Santa Fe, aparte de dos unidades de la versátil Hyundai H1, una de las cuales transportará a los seis ópticos de la Fundación Alain Afflelou, mientras en la otra viajarán los monitores infantiles que cada año acompañan a la caravana.

VER

La Fundación Alain Afflelou continuará con la excelente labor que ha venido realizando durante los últimos años, graduando la vista a niños y mayores en las pequeñas poblaciones del desierto. En 2016 se trasladarán a Marruecos 6 ópticos de la Fundación.

Su labor, que se concentra en varias agotadoras jornadas de trabajo de sol a sol, será la de graduar la vista a los habitantes de los pueblos del desierto, quienes en caso de ser necesarias, recibirán unas gafas que se entregarán en los meses posteriores al viaje.

SER VISTOS

Otro de los iconos del Desierto de los Niños lo encontramos en el Camión Solidario de Aquarius, que desde la primera edición ha sido el encargado de transportar el material que se ha repartido en escuelas y asociaciones a lo largo de los últimos 11 años. En 2016, además del material de distinta índole que la Asociación Desierto Niños ha ido recabando a lo largo del año, el camión transportará en su interior el fruto de tres proyectos concretos: Los cuadernos de Manolo, mochilas reflectantes y bandas reflectantes para carros y carromatos.

El proyecto “Los cuadernos de Manolo” nace para dar continuidad a la acción que cada año realizaba el periodista del motor Manolo Domechech con el Desierto de los Niños. Éste iba guardando durante todo el año los cuadernos y bolígrafos de las presentaciones a las que acudía, para luego entregarlos en una caja a los organizadores del viaje y que estos los entregasen en los colegios de Marruecos. Se quiere continuar con esta anónima y bonita iniciativa.

Una Asociación marroquí solicitó a la Asociación Desierto Niños 2.000 mochilas reflectantes para repartir entre los estudiantes de una zona cercana a Erfoud. Gracias a las gestiones de uno de sus socios, la empresa Audatex compró las mochilas, parte de las cuales se han ido entregando a lo largo de 2015 en otros viajes realizados por los organizadores del desierto de los Niños. Gracias a estas mochilas mejorará la seguridad de los chavales que, en invierno, tienen que volver a sus casas de noche desde el colegio.

Por último, otro proyecto que combina solidaridad y seguridad vial, viene de la mano de Kumho, que en su segundo año como colaborador del Desierto de los Niños aporta bandas reflectantes para los carros tirados por burros y caballos que abundan en el sur de Marruecos. Estos carros, sin ningún tipo de luces, suelen ser objeto de alcance por otros vehículos en sus trayectos nocturnos. Las bandas reflectantes, con una leyenda sobre seguridad vial en cuatro idiomas en su reverso (español, inglés, francés y árabe) serán entregadas a la policía local para su distribución a la población local.

El Desierto de los Niños arrancará el próximo 18 de marzo desde el puerto de Tarifa. Por delante, un montón de kilómetros, aventuras y anécdotas que quedarán para siempre en la memoria de los componentes de la caravana.

Contacto