Rendimiento de conducción

- El i30 N llega para marcar un antes y un después en rendimiento y emoción de conducción y alcanza un nivel máximo de precisión, control, seguridad y durabilidad.

Además, la moderna tecnología de alto rendimiento puede combinarse de forma eficaz para proporcionar una conducción suave y controlada. Las principales características de altas prestaciones son líderes en su segmento y pueden ser seleccionadas de manera individual dependiendo del tipo de conducción.

Sistema de dirección

El i30 N ofrece un nuevo nivel de precisión en la dirección y aporta un gran valor al conductor: su sistema de dirección asistida por motor, montado en la cremallera (R-MDPS), proporciona estabilidad al vehículo a altas velocidades y hace que el coche responda de manera instantánea a bajas Velocidades. El sistema de asistencia a la dirección eléctrica ofrece un rendimiento muy alto y está diseñado para neumáticos duros y altas relaciones de transmisión.

Launch Control

El Launch Control del i30 N controla el par motor al arrancar desde parado, ayudando a lanzar el coche como un piloto de carreras profesional. Puede utilizarse eficazmente en el modo de conducción N: con el control electrónico de estabilidad (ESC) desconectado y el embrague desacoplado, la primera marcha se puede meter inmediatamente soltando el pedal del embrague en cinco segundos.

Rev Matching (ajuste de revoluciones)

La función Rev Matching aumenta automáticamente las revoluciones del motor cuando el conductor cambia de una marcha más alta a una más baja. En consecuencia, dependiendo del modo de conducción, permite cambios descendentes más suaves o más deportivos. La función Rev Matching se puede activar fácilmente mediante un botón situado en el lado derecho del volante.

Suspensión Controlada Electrónicamente (ECS)

Mediante el control de la fuerza de amortiguación se mejora tanto el manejo como la estabilidad. Dependiendo de las condiciones de conducción, desde los desplazamientos diarios al pilotaje en circuito, el rendimiento del vehículo puede variar. El uso de una válvula solenoide garantiza el control de flujo. Esto permite al conductor controlar la rigidez de la suspensión con sólo pulsar un botón.

Control Electrónico de Estabilidad (ESC)

El Control Electrónico de Estabilidad (ESC) estabiliza el vehículo durante las maniobras en curva. Si lo desea el conductor, el ESC puede desconectarse completamente para obtener la máxima sensación de competición.

Diferencial Electrónico de Deslizamiento Limitado (E-LSD) (con el paquete Performance)

El excelente comportamiento en curva del i30 N se logra mediante la utilización de diferentes tecnologías de alto rendimiento, como el diferencial electrónico de deslizamiento limitado (E-LSD). Este dispositivo permite que las ruedas giren a velocidades diferentes aplicando un par distinto en cada una de ellas. Gracias a ello se reduce el deslizamiento de las ruedas en condiciones específicas y se minimiza el subviraje en las curvas. El E-LSD aumenta la velocidad máxima en curva en un 5%.

Generador de Sonido Electrónico (ESG)

Para transmitir al interior del i30 N una experiencia real de alto rendimiento, un generador de sonido electrónico ubicado en el panel de la carrocería produce un sonido de motor deportivo. En el habitáculo, en la base del parabrisas, un resonador aumenta de manera efectiva el sonido procedente del compartimento del motor y el escape y añade un plus de emoción para igualar el sonido con el estado de ánimo del conductor.

Sistema de Válvula de Escape Variable (con el paquete Performance)

Dependiendo del modo de conducción, el conductor puede seleccionar diferentes sonidos de escape y gestionar así de manera activa el control de la válvula de escape. El sonido difiere según el tamaño de la apertura de la válvula. El escape de salida doble tiene varios ajustes, permitiendo que el coche aumente la cantidad de ruido de escape desde una configuración normal a otra decididamente potente, incluyendo sonidos artificiales de detonación de combustible.

Modos de conducción

Los conductores pueden elegir entre cinco modos de conducción individuales: Eco, Normal, Sport, N y N Custom, que se pueden activar a través de dos botones dedicados en el volante. Los diferentes modos modifican el carácter del coche, ajustando los parámetros del motor, los amortiguadores, el control electrónico de la estabilidad (ESC), el diferencial electrónico de deslizamiento limitado (E-LSD), el sonido del motor, la dirección y la función Rev Matching. En el modo N Custom, los conductores pueden seleccionar los ajustes Eco, Normal, Sport y Sport+ para cada componente de alto rendimiento y así adaptar el comportamiento a las preferencias de conducción del usuario y de las propias condiciones de la carretera.

Componentes Botón ‘Modo de conducción’
Eco / Normal / Sport
Ajustes del sistema de propulsión
Respuesta del motorECO / NORMAL / SPORT
Rev MatchingOFF / NORMAL / SPORT
Diferencial Electrónico de Deslizamiento Limitado (E-LSD)NORMAL / NORMAL / SPORT
Exhaust sound (after-fire sound & variable exhaust sound)*ECO / NORMAL / SPORT
Ajustes del chasis
Suspensión Controlada Electrónicamente (ECS)NORMAL / NORMAL / SPORT
DirecciónNORMAL / NORMAL / SPORT
Control Electrónico de Estabilidad (ESC)NORMAL / NORMAL / NORMAL 
ComponentsBotón `N` 
Modo N / N Custom
Ajustes del sistema de propulsión
Respuesta del motorSPORT+ / NORMAL - SPORT - SPORT+
Rev MatchingSPORT+ /OFF - NORMAL - SPORT-SPORT+
Diferencial Electrónico de Deslizamiento Limitado (E-LSD)SPORT / NORMAL-SPORT
Exhaust sound (after-fire sound & variable exhaust sound)*SPORT+ (with After-fire sound) / NORMAL - SPORT - SPORT+
Ajustes del chasis
Suspensión Controlada Electrónicamente (ECS)SPORT+ / NORMAL - SPORT - SPORT+
DirecciónSPORT+ / NORMAL - SPORT - SPORT+
Control Electrónico de Estabilidad (ESC)SPORT / NORMAL - SPORT - OFF

* El sonido de explosión sólo se escucha en el modo SPORT+

El potente paquete Performance

El i30 N está alimentado por un motor turbo de 2.0 litros disponible con dos salidas de potencia: el propulsor del paquete Standard entrega 250 CV, mientras que la potencia máxima con el paquete Performance se incrementa a 275 CV. En ambos casos el par máximo es de 353 Nm, con una velocidad máxima de 250 km/h. La versión de 250 CV acelera de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos* y la versión de 275 CV, en 6,1 segundos*.

El motor ofrece una respuesta directa con un desarrollo de potencia lineal mediante un turbo de respuesta temprana. Está disponible con tracción delantera y una transmisión manual de seis velocidades. La potencia se transfiere de manera independiente al tren de engranajes con el fin de estar siempre listo para pasar a la siguiente marcha sin interrupción de par.

El i30 N con paquete Performance incorpora neumáticos Hyundai N de altas prestaciones Pirelli P-Zero de 19 pulgadas, pinzas de freno N de diseño distintivo y color rojo y discos de freno más grandes (18 pulgadas en el eje delantero y 17 pulgadas en el eje trasero). El diferencial electrónico de deslizamiento limitado (E-LSD) y el sistema de válvula de escape variable son características adicionales incluidas en el paquete Performance para proporcionar una óptima experiencia de carreras.

Contacto