Conectado y seguro

- Los diferentes modos de conducción del i30 N.

Los diferentes modos de conducción del i30 N se pueden visualizar en una pantalla táctil de 5,0 pulgadas o en una opcional de 8,0 pulgadas con navegador, información sobre potencia, par y acción del turbo, así como un cronómetro de vueltas y aceleración.

El menú de pantalla en modo N también ofrece configuraciones personalizables para el motor, la suspensión, la dirección, el diferencial (en el paquete Performance), la función Rev Matching, el sonido del escape y el control de estabilidad.

El i30 N incluye conectividad mediante Apple CarPlay y Android Auto. Ambos sistemas permiten a los usuarios conectar sus dispositivos para controlar la música, el teléfono o las funciones de navegación en la pantalla del vehículo. La conectividad fluida y sin interrupciones permite que los conductores y pasajeros estén siempre conectados mientras permanecen atentos a la carretera. Hyundai Motor también ofrece un dispositivo de carga inalámbrica para teléfonos móviles (estándar Qi) y siete años de suscripción gratuita a LIVE Services. LIVE Services ofrece información actualizada sobre el tiempo, el tráfico o los radares y permite realizar búsquedas online de puntos de interés.

Paquete de seguridad líder en su clase

Al introducir las últimas funciones de seguridad activa en el Nuevo i30 N, Hyundai Motor democratiza la tecnología al igual que ha hecho en el resto de la gama i30.

La Frenada Autónoma de Emergencia (AEB) incluida en el i30 N funciona en tres etapas utilizando sensores de cámara. En primer lugar, advierte al conductor mediante señales visuales y acústicas. En una segunda etapa controla los frenos de acuerdo con el peligro de colisión y, en una tercera fase, aplica la máxima fuerza de frenado para evitar la colisión o minimizar el daño si el impacto es inevitable.

Con la Alerta de Atención del Conductor (DAA), el i30 N cuenta con un avanzado sistema de protección: este dispositivo monitoriza los patrones de conducción con el fin de detectar señales de conducción imprudente o fatigada para prevenir posibles accidentes.

El Asistente de Mantenimiento de Carril (LKAS) detecta la posición del vehículo y alerta al conductor sobre movimientos inseguros a velocidades superiores a 60 km/h. Si el sistema percibe que el coche invade el carril contiguo sin la acción consciente del conductor, emite señales acústicas y visuales y, en caso necesario, toma el control de la dirección para situar al vehículo en una posición segura.

Las señales de velocidad de la carretera son reconocidas inmediatamente por la Función de Información de Límites de Velocidad (SLIF), que proyecta el límite de velocidad en tiempo real. La información se muestra en la pantalla del sistema de navegación y en el panel de instrumentos TFT.

Un Asistente de Luces Largas (HBA) detecta tanto los vehículos que se aproximan en sentido contrario como los que circulan en el mismo carril por la noche y cambia a luces cortas cuando sea necesario para evitar deslumbramientos. El HBA vuelve a activar automáticamente las luces largas y, por tanto, incrementa la zona de visión del conductor tan pronto como detecta la ausencia de otros vehículos.

Contacto