La nueva gama IONIQ - Sistemas de propulsión

- Desarrolladas para conseguir la máxima eficiencia energética sin comprometer las prestaciones.

Sistemas de propulsión: híbrido, enchufable y totalmente eléctrico

Desarrolladas para conseguir la máxima eficiencia energética sin comprometer las prestaciones, las opciones de sistema de propulsión de IONIQ representan una declaración única y sin concesiones de un modo de movilidad más limpio. Una atractiva posibilidad de elección al alcance de los futuros conductores de un IONIQ. 

Con IONIQ Híbrido y Enchufable desaparecen los estereotipos de los híbridos

Tanto el IONIQ Híbrido como el IONIQ Enchufable incorporan el nuevo motor Kappa GDI de 1,6 litros, de inyección directa de gasolina, cuatro cilindros y una eficiencia térmica del 40 % líder en su categoría, con 105 CV y 147 Nm de par.

El motor se ha adaptado a la aplicación híbrida y se acompaña de un cambio suave y de respuesta rápida, de doble embrague y seis velocidades, que diferencia al IONIQ de sus competidores gracias a su experiencia de conducción más dinámica. El motor eléctrico acoplado posibilita una conducción totalmente eléctrica y proporciona un par instantáneo, gracias al bastidor con una suspensión trasera multibrazo que mejora el dinamismo de conducción.

All-New IONIQ Plug-in

El motor eléctrico del IONIQ Híbrido entrega 43,5 CV con un par máximo de 170 Nm, alimentado por una batería de polímero de iones de litio con una capacidad de 1,56 kWh, situada debajo de los asientos traseros. En combinación con el motor GDI de 1,6 litros, el IONIQ Híbrido ofrece una potencia de sistema de 141 CV y hasta 265 Nm de par, acelerando hasta una velocidad máxima de 185 km/h con un consumo de 3,9 l/100 km** y unas emisiones de CO2 de 92-79 g/km (combinadas)**. El motor eléctrico permite que el IONIQ Híbrido funcione en modo totalmente eléctrico a una velocidad de hasta 120 km/h.

Los conductores que opten por el IONIQ Enchufable pueden disfrutar con seguridad de una autonomía de conducción totalmente eléctrica de 63 kilómetros, gracias a la potente batería de polímero de iones de litio de 8,9 kWh. El motor eléctrico (61 CV/ 45kW), junto con el motor Kappa GDI de 1,6 litros y cuatro cilindros, genera unas emisiones de CO2 de tan solo 26 g/km y consumo de combustible a 1,1 l / 100 km (ciclo combinado ponderado NEDC).

** Basado en la combinación de NEDC Test Cycle.CO2 emisión y consumo de combustible dependiendo del tamaño del neumático.

Cambio de doble embrague y seis velocidades capacidad de respuesta garantizada

Tanto el IONIQ Híbrido como el IONIQ Enchufable disponen de un cambio de doble embrague y seis velocidades (6DCT), que ofrece una eficiencia de transferencia líder en su categoría mediante la utilización de cojinetes de baja fricción y un aceite de transmisión de baja viscosidad. Se logra, por lo tanto, una combinación única de prestaciones y eficiencia. Las relaciones de cambio inteligentemente establecidas, y combinadas con una excelente estrategia de cambio, transfieren suavemente la potencia entre las marchas.

Con el 6DCT, el conductor puede aprovechar las tecnologías eléctrica y de combustión de la mejor manera posible. Por lo tanto, el IONIQ Híbrido y el Enchufable ofrecen una conducción deportiva y divertida, que nada tiene que ver con la aceleración al estilo de una “banda de goma” de otros híbridos.

Con el fin de mejorar el ahorro de combustible y la conducción, el conductor puede seleccionar el modo SPORT o ECO. La función SPORT emplea marchas cortas durante más tiempo y combina la potencia del motor de combustión y el motor eléctrico para que el conductor disponga de un rendimiento maximizado. Además, el gráfico del panel de instrumentos digital se transforma en un velocímetro giratorio, rodeado de un tacómetro de estilo analógico, mostrando las rpm del motor en un fondo de color rojo. En el modo ECO, el 6DCT optimiza la selección de marchas para economizar combustible, pasando en menos tiempo a marchas más largas con el fin de conseguir un ahorro de combustible líder en su categoría, mientras que el panel de información TFT simula la familiar aguja del velocímetro.

Los componentes del sistema de propulsión se han diseñado para que sean muy compactos y de gran eficiencia. De esta manera, el peso adicional combinado de la tecnología del híbrido y el enchufable solo representa un peso mínimo añadido al IONIQ, si bien incrementa significativamente su eficiencia.

Motor eléctrico compacto alimentado por una batería de polímero de iones de litio

La energía eléctrica para el Híbrido, el Enchufable y el Eléctrico la genera un motor síncrono de imán permanente cuyas piezas se han optimizado reduciendo el grosor de los componentes básicos (chapa de acero eléctrico) hasta en un 10 % y empleando cable de cobre de sección rectangular para reducir la pérdida de los componentes básicos y del cobre.

Hyundai Motor decidió utilizar una batería de polímero de iones de litio en todos los modelos IONIQ en lugar de baterías convencionales de níquel-hidruro. De esta forma se consigue una sensibilidad de memoria más baja, una excelente eficiencia de carga y descarga, y una excepcional potencia máxima.

También se tuvo en cuenta la eficiencia en el alojamiento del sistema de la batería, ubicándolo debajo de los asientos traseros sin comprometer la capacidad de uso del habitáculo y la zona de carga en el IONIQ Híbrido, que ofrece un espacio de carga entre 456 litros (VDA 211) y 1.518 litros (VDA 214) con los asientos traseros abatidos. Lo mismo ocurre en el caso del IONIQ Enchufable (341 litros (VDA 211) y 1.401 litros (VDA 214))  y el IONIQ Eléctrico (350 litros (VDA 211) a 1.410 litros (VDA 214) que, a pesar de incorporar unas baterías de mayor tamaño, también ofrecen una capacidad de carga generosa.

Una estrella completamente eléctrica: el IONIQ Eléctrico

El IONIQ Eléctrico ofrece una movilidad totalmente eléctrica, gracias a su batería de polímero de iones de litio de 28 kWh, con una autonomía estimada máxima superior a 280 km y un consumo eléctrico de tan solo 11,5 kWh/100 km (basado en NEDC). El par máximo de 295 Nm disponible al instante lo suministra el motor eléctrico con una potencia máxima de 120 CV, mediante un cambio reductor de una sola velocidad que acelera el vehículo hasta 165 km/h.

El sistema de cambio mediante cableado exclusivo del IONIQ Eléctrico permite manejar el vehículo pulsando simplemente los botones de cambio del modo de conducción. Por otra parte, se elimina el espacio de enrutamiento requerido para alojar las conexiones mecánicas entre una palanca de cambios normal y la transmisión, proporcionando un espacio adicional para guardar objetos en la parte delantera del vehículo.

El cambio reductor de una sola velocidad acelera el Eléctrico de una manera automática e impecable y ofrece los modos SPORT, NORMAL y ECO con el fin de mejorar las prestaciones de eficiencia y conducción. Además, el IONIQ Eléctrico dispone de levas instaladas en el volante para ajustar el frenado regenerativo en cuatro etapas, de acuerdo con las necesidades del conductor durante la desaceleración y el frenado.

El IONIQ Eléctrico también cuenta con un freno de estacionamiento electrónico (EPB) al alcance de los dedos del conductor, mientras que la bandeja de carga inductiva de teléfonos móviles se encuentra convenientemente ubicada al lado de los botones de cambio mediante cable.

En la carga de la batería de polímero de iones de litio hasta el 80 % del IONIQ Eléctrico solo se tardan unos 24 minutos utilizando un cargador rápido de 100 kW de corriente continua (CC). Una caja de control cableada (ICCB) también permite a los conductores cargar su IONIQ en una toma de corriente alterna (CA) doméstica compatible. El enchufe de carga se encuentra en la posición que ocuparía normalmente el tapón del depósito de combustible.

Contacto