El Nuevo Hyundai KONA – Rendimiento de conducción

- El nuevo KONA cuenta con una gama de motores turboalimentados de baja cilindrada que aumenta la eficiencia y, al mismo tiempo, ofrece un óptimo rendimiento dinámico.

Estos motores se adaptan a la perfección a cada estilo de vida, tanto a la de los conductores que quieren circular por carreteras de montaña como hasta los que prefieren hacerlo por el centro de la ciudad. El Nuevo KONA se presenta como un SUV real, ya que ofrece la opción de equipar tracción a las cuatro ruedas y la eficiente y dinámica transmisión de doble embrague con siete velocidades (7DCT).

Nuevos motores 1.0 T-GDI y 1.6 T-GDI de gasolina

El motor 1.6 turbo T-GDI de gasolina de cuatro cilindros, con una potencia de 177 CV (130 kW) y un par de 265 Nm, gestiona con facilidad los retos de la conducción urbana y se enfrenta con seguridad a la aventura en el campo. Acelera de 0 a 100 km/h en sólo 7,97 segundos. De la mano de este bloque, el KONA puede equipar de manera opcional tracción a las cuatros ruedas y la caja de cambios automática de doble embrague y siete relaciones 7DCT.

Los conductores que buscan una movilidad más económica tienen la opción del motor turbo 1.0 T-GDI de 3 cilindros con 120 CV (88 kW) y 172/5 Nm. Un turbocompresor con un impulsor de compuerta de residuos controlado electrónicamente mejora la eficiencia del combustible al reducir las pérdidas de bombeo, e incrementa la respuesta al pisar el acelerador y el par a bajas revoluciones. La unidad cuenta con un inyector GDI de seis orificios, presurizado a 200 bares, asegurando una combustión limpia y mejorando la economía de combustible y las emisiones. Este motor se ofrece con tracción delantera y una caja de cambios manual de seis velocidades (6MT).

Nuevo diésel U 1.6

Al año de su lanzamiento, la gama de motores del KONA se ampliará con la incorporación de un bloque turbodiésel de 1.6 litros de nuevo desarrollo. Estará disponible con dos niveles de potencia: una versión estándar de 115 CV (85 kW), con tracción delantera y caja de cambios manual de seis velocidades y una versión de alta potencia que proporcionará 136 CV (98 kW) y un poderoso par de 320 Nm. Este bloque irá combinado con la transmisión de doble embrague 7DCT y ofrecerá la posibilidad de elegir entre tracción a las cuatro ruedas o tracción a las ruedas delanteras.

Transmisión de doble embrague y siete velocidades

Hyundai Motor presentó su primera transmisión de doble embrague de siete velocidades en 2015, combinando los beneficios de las transmisiones automáticas y manuales. La caja de cambios 7DCT ofrece una mejora en el consumo de combustible y emisiones de CO2 de hasta un 20% en comparación con una transmisión automática convencional de seis marchas, mientras que el rendimiento de la aceleración se ha incrementado en un 10%.

La transmisión 7DCT cuenta con dos embragues secos y un actuador para cada embrague. La potencia del motor se transfiere independientemente al tren de marchas par e impar para que el conductor esté siempre listo para pasar a la siguiente marcha sin interrupción. Para obtener una respuesta optimizada, se acciona el actuador mediante un motor eléctrico, mientras que unos amortiguadores externos aminoran el ruido, la vibración y los niveles de dureza durante la conducción.

En combinación con la transmisión de doble embrague de siete velocidades, el Nuevo KONA ofrece dos modos de conducción: normal y deportivo. En el modo deportivo hay un patrón de cambio diferente, con marchas que se mantienen más tiempo antes del cambio.

Conducción y manejo

Los ingenieros de desarrollo han logrado en el Nuevo KONA un buen equilibrio entre potencia, confort y manejabilidad, así como agilidad y ligereza.

El KONA ofrece a los clientes una verdadera experiencia SUV gracias a una distancia al suelo de 170 mm. Su elevada posición garantiza una mejor visibilidad para los conductores y aumenta el confort de marcha. Al mismo tiempo, el suelo interior más bajo y la parte optimizada del túnel de la plataforma del SUV permiten tener un interior espacioso que mejora la versatilidad del vehículo. La opción de tracción a las cuatro ruedas se beneficia de un intercooler, así como de un ángulo de montaje de transferencia ajustado, mejorando así el rendimiento del motor turbo.

El aspecto bajo y ancho del KONA no sólo capta las miradas y asegura una apariencia robusta en carretera, sino que también mejora las capacidades de conducción y manejo.

También se ha prestado gran atención al desarrollo del nuevo sistema de amortiguación. La suspensión McPherson del eje delantero, gracias a su refinada geometría, ofrece un movimiento muy estable del vehículo en carreteras irregulares, consiguiendo una conducción cómoda que absorbe los baches antes de que puedan transmitirse al interior.

El eje trasero de la versión 4x2, con doble barra de torsión de alta rigidez, garantiza la máxima comodidad de conducción y una sensación de manejo deportivo. El Nuevo KONA, en su versión con tracción a las cuatro ruedas, cuenta con una suspensión trasera Multi-link que ayuda a optimizar la conducción, maximizando la estabilidad en curvas rápidas. El control de tracción corrige el subviraje y mejora la agilidad y estabilidad del vehículo, controlando tanto la tracción como la amortiguación mientras se acelera en curvas.

Estructura robusta y ligera

Hyundai Motor es el único fabricante de automóviles que produce su propio acero para la fabricación de vehículos en todo el mundo. Esto es una ventaja para el nuevo KONA, que cuenta con una estructura robusta y ligera, la cual permite optimizar el rendimiento dinámico y aumentar la seguridad pasiva de los pasajeros. El acero de ultra alta resistencia garantiza la máxima rigidez, mientras que un método mejorado de estampación en caliente y 115 metros de sellado estructural mejoran la rigidez al mismo tiempo que reducen el peso.

A pesar del exterior compacto, la zona de seguridad del chasis del KONA ha sido maximizada y mejorada por una estructura de cabina en forma de anillo que dispersa la energía en varias direcciones en caso de colisión y reduce el impacto para los pasajeros. La estructura de paso de carga múltiple también dispersa la energía de aplastamiento y trabaja con el objetivo de lograr una seguridad pasiva óptima.

Contacto